Publicaciones

Expedición Cerro Murrucucú

Panorámica filo Cerro Murrucucú (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)

¿QUÉ?: Expedición ornitológica en búsqueda del Periquito del Sinú (Pyrrhura subandina) del cual no se tienen registros confirmados desde 1949 y exploración ornitológica de una de las zonas menos conocidas de la Cordillera Occidental de los Andes de Colombia.

Álvaro uno de los guías locales (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

¿DÓNDE?: Cerro Murrucucú en la Serranía de San Jerónimo, el norte de la Cordillera Occidental en el departamento de Córdoba (municipio de Tierralta) entre los 400 y los 1000 msnm.

Investigadores expedición Cerro Murrucucú (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)

¿QUIÉN?: Investigadores provenientes de una mezcla entre observadores de aves + guías de campo y naturalistas de las comunidades locales de las veredas La Oscurana y Tuis Tuis + biólogos recién graduados + guías de turismo de observación de aves – Esta fue una expedición realizada y apoyado por:

Sociedad Ornitológica de Córdoba @sociedadornitologicadecordoba/Global Wildlife Conservation @global_wildlife_conservation/American Bird Conservancy @americanbirdconservancy/Parques Nacionales Naturales de Colombia @parquescolombia/Asociación Calidris/BirdLife International @AsoCalidris/COLOMBIA Birding @diegoCOLbirding/Urabá Nature Tours @uraba_nature_tours/Urrá S.A. @urragenerador/Vortex Optics @vortexopticscolombia/Café Córdoba @cafecordoba

(Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
(Willian Brand Castrillón – Urabá Nature Tours)
Cerro Murrucucú desde La Oscurana (Hugo Herrera – Sociedad Ornitológica de Córdoba)

RESULTADOS: por ahora, los investigadores no encontraron el Periquito del Sinú (Pyrrhura subandina) pero habrá más búsquedas en el futuro ya que hay muchas zonas potenciales, con buen hábitat, para nuevas expediciones… pero los resultados de la expedición fueron increíbles: 

* en total los investigadores registraron 238 especies de aves en 11 días de expedición y el artículo científico con los resultados detallados estará siendo publicado en una revista ornitológica especializada en los próximos meses.

Bosque denso filo Cerro Murrucucú (Hugo Herrera – Sociedad Ornitológica de Córdoba)
Carlos Mario instalando cámaras trampa (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)
Daniel, Eduar & Diego revisando el libro y los registros en la noche (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Eduar estudiando en el campo (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Ivan trabajándole a un pajarito (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Diego grabando vocalizaciones de aves (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
La vida en el campamento 2 (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)

* de entre las 238 especies que los investigadores encontraron, aproximadamente unas 25 son nuevas para el departamento de Córdoba (no se conocían, no se habían registrado nunca antes en el departamento) como el picoagudo Oxyruncus cristatus, el colibrí Lophornis delattrei, el buhito Glaucidium griseiceps, el hormiguero Pittasoma rufopileatum, el saltarín Cryptopipo holochlora, el cucarachero Pheugopedius spadix y varias especies de tangaras.

Oxyruncus cristatus – Sharpbill 1 (Johann villalba – @villalbajohann)
Lophornis delattrei – Rufous-crested Coquette (Ivan Lau Lovera @ivanlaulovera)
Glacidium griseiceps – Central American Pygmy-Owl 1 (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Pittasoma rufopileatum – Rufous-crowned Antpitta 2 (Willian Brand Castrillón – Urabá Nature Tours)
Cryptopipo holochlora – Green Manakin (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Pheugopedius spadix – Sooty-headed Wren (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

* de entre las 238 especies que los investigadores hallaron, algunas no se registraban desde hace más de 70 años en el departamento de Córdoba como el águila Morphnarchus prínceps, el currucutú Megascops centralis, el búho Lophostrix cristata, el picoancho Sapayoa aenigma, el hojarasquero Sclerurus guatemalensis y el saltarín Dixiphia pipra.

Morphnarchus princeps – Barred Hawk (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Lophostrix cristata – Crested Owl (Hugo Herrera – Sociedad Ornitológica de Córdoba – SOC)
Sapayoa aenigma – Sapayoa 1 (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Sapayoa aenigma – Sapayoa 1 (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Sclerurus guatemalensis – Scaly-throated Leaftosser (Willian Brand Castrillón – Urabá Nature Tours)
Dixiphia pipra – White-crowned Manakin (Hugo Herrera – Sociedad Ornitológica de Córdoba)

* para algunas especies, que ya se conocían previamente de los bosques del Chocó en el Pacífico y de los bosques del Magdalena medio, los investigadores hicieron los primeros registros que conectan estas poblaciones y que llenan un vacío de información acerca de los rangos de distribución de estas aves como lo son el buhito Glaucidium griseiceps, el currucutú Megascops centralis y el sílvido Polioptila schistaceigula

Megascops centralis – Choco Screech-Owl (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Polioptila schistaceigula – Slate-throated Gnatcatcher (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

* los investigadores obtuvieron los registros confirmados más al norte que se conocen para algunas especies de aves como lo son el hormiguero Pittasoma rufopileatum y la tangara Chrysothlypis salmoni.

Pittasoma rufopileatum – Rufous-crowned Antpitta (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Chrysothlypis salmoni – Scarlet-and-white Tanager (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Chrysothlypis salmoni – Scarlet-and-white Tanager (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

* los investigadores también registraron por primera vez para el departamento de Córdoba una hermosa especie de serpiente mapaná conocida como la Rabo de Chucha (Bothrops punctatus). Esta especie se conocía únicamente del Chocó en el Pacífico y del Valle del Magdalena, así que era posible encontrarla en el Cerro Murrucucú ya que esta zona norte de la Cordillera Occidental conecta estas otras dos zonas biogeográficas del país.

Bothrops punctatus – Chocoan Lancehead 2 (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Hugo, Ivan & Carlos Mario fotografiando Bothrops punctatus (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)

* los investigadores aparentemente hicieron el tercer registro para Colombia de una especie de árbol de la familia del cacao. Esta hermosa especie, de más de 20 metros de altura, y conocida como Theobroma cf. cirmolinae (la palabra cf. en el nombre científico significa que los investigadores no están aún 100% seguros que se trate de esa especie pero que es lo más probable) que es endémica de Colombia y no se había registrado antes en el departamento de Córdoba.

Theobroma cf. cirmolinae (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

* los investigadores encontraron un tipo de ardilla enana que se caracteriza por tener los bordes de las orejas de color blanco, lo cual no habían observado antes en ninguna de estas ardillas o “cusquitas” como llaman los campesinos en Colombia a estas especies de ardillas enanas. El género Microsciurus, al cual pertenece esta ardillita, contiene una alta diversidad críptica aún esperando ser entendida y descrita y esta podría ser una nueva especie para la ciencia.

Microsciurus sp. – Dwarf-Squirrel sp. (Willian Brand Castrillón / Carlos Bran-Castrillón Urabá Nature Tours)

* los investigadores también registraron por primera vez para el departamento de Córdoba una ranita que apenas fue descrita como nueva especie para la ciencia en 2017 y fue bautizada Andinobates victimatus en honor a las víctimas del conflicto de la región de Urabá. Esta especie se conocía únicamente de Urabá en Antioquia aunque era posible hallarla en el Cerro Murrucucú.

Andinobates victimatus – Urabá Poison Frog 2 (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

UN PAR DE HISTORIAS PARA RESALTAR

* El Oxyruncus cristatus es una especie de ave bien rara y enigmática: ha estado clasificado dentro de varias familias de aves como los atrapamoscas y las cotingas, y en tiempos recientes y con evidencia más fuerte, ha sido clasificado en su propia familia (Oxyruncidae) junto con algunas especies que antes considerábamos de la familia de los atrapamoscas. Su nombre científico viene de las palabras en griego oxýs que significa “puntiagudo” o “afilado”, y rhýnkhos que significa “hocico”, “trompa” o “pico”; la palabra crista en latín significa “con cresta” o “crestado”. En inglés se le conoce como Sharpbill, a secas, y en Colombia los pajareros y ornitólogos en español lo llamamos el Picoagudo. Esta especie es relativamente común y fácil de encontrar en varios países de Centro América, las Guayanas y la Mata Atlántica; y de hecho yo he tenido la fortuna de verlo bien y disfrutar de esta especie en el Darién en Panamá, en los Tepuis en Venezuela, en la Mata Atlántica de Brasil y en las Yungas de Bolivia, en varios viajes de observación de aves. Pero en Colombia, el Picoagudo es raro, y tiene muy poquitos registros. La primera vez que un Picoagudo fue reportado en Colombia, fue en el 2001 en la Serranía de San Lucas por Andrés Cuervo en una expedición junto con un grupo de ornitólogos británicos; luego, en el año 2002, también con Andrés Cuervo (hoy en día curador de aves del museo del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional en Bogotá) encontramos juntos el segundo Picoagudo para Colombia en Anorí, al norte de la Cordillera Central en Antioquia. El tercer registro se hizo más de 10 años después en el Cerro Mecana en el Pacífico en 2014 y el cuarto proviene de nuevo de la Serranía de San Lucas en 2018. En esta expedición al Cerro Murrucucú en Córdoba, hicimos el quinto registro (¡apenas!) en Colombia de esta enigmática especie. Lo más bonito de nuestros registros durante la expedición, es que la primera vez fue observado únicamente por uno de los investigadores (yo, Diego) y el ave se fue rápidamente y nadie más pudo observarla; yo la conocía bien y pues, estaba seguro de mis observaciones y los demás ornitólogos y pajareros de la expedición quedaron con mucha envidia de no poder verla porque somos menos de 20/25 personas las que hemos tenido el privilegio de ver el Oxyruncus en Colombia. Estuvimos buscándola intensamente, por todos lados, en varias elevaciones y zonas de la expedición sin éxito durante algunos días. Un día a la mitad de la expedición, Johann Villalba uno de los encargados de la logística del campamento y parte de una empresa local de turismo de Tierralta, Córdoba llamada Sinú Travel, subía a llevarnos el almuerzo a la zona del filo del cerro donde nos encontrábamos desde temprano los investigadores; Johann aunque no era parte del equipo investigador, estaba estrenando cámara y no la soltaba para nada y le tomaba foto a todo lo que se moviera. Cuando llegó al filo, se encontró un pajarito que se posó varias veces muy cerca de él y pues le tomó algunas fotos. Cual sería la sorpresa cuando Johann nos mostró las fotos del “pajarito” que había visto ese día y que era precisamente el raro y esquivo Picoagudo (Oxyruncus cristatus); todos estábamos muy emocionados pero especialmente para Johann, este fue un momento mágico que lo animó a seguir observando y fotografiando aves. Hay que resaltar que de las pocas fotografías que existen de esta especie en Colombia, las de nuestra expedición las hizo Johann, una de las personas locales de logística que per se no era parte del grupo de investigadores entrenados y formados en ornitología; algo que precisamente habla del importante papel de las comunidades locales y que no sólo los servicios que nos prestan en campo, sino su interés, empoderamiento y conocimiento de la fauna y flora locales, son vitales en este tipo de expediciones, y a la larga, para la conservación. (texto Diego Calderón-Franco)

Oxyruncus cristatus – Sharpbill (Johann villalba – @villalbajohann)
Johann FELIZ con su foto de Oxyruncus(Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Filo Cerro Murrucucú (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

* Una de las especies más carismáticas que encontramos durante la expedición, fue sin duda el hormiguero Pittasoma rufopileatum: un pájaro de tonos grises y café ladrillo con una máscara negra, rechoncho, casi sin cola y de patas largas, que se la pasa saltando y corriendo rápidamente por el suelo del bosque. Esta especie es típica de los bosques del Chocó biogeográfico que hay en Colombia y en Ecuador (no del departamento del Chocó en Colombia únicamente, sino de la zona de vida conocida como el Chocó biogeográfico que abarca los bosques del Pacífico desde Esmeraldas en Ecuador, pasando por los departamentos de Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Chocó en Colombia, e incluso entrando en Panamá un poco en el Darién), y no es ni común ni fácil de ver. Pues bien, durante la expedición en el Cerro Murrucucú nos encontramos con esta especie a diario, y pudimos observarla y escucharla por todos lados; sin duda, ¡encontramos el sitio en Colombia donde Pittasoma rufopileatum es uno de los pájaros más comunes en el bosque!. Hugo Alejandro Herrera, el coordinador y gestor de la expedición y pajarero también (además de ser el presidente de la Sociedad Ornitológica de Córdoba), nos acompañó en el campo durante unos días al inicio de la expedición y le tocó devolverse sin poder observar esta especie que era nueva para él; la verdad, es que Hugo se devolvió esa primera vez un poco triste de no poder haberla ni visto ni fotografiado. Hugo regresó de nuevo a acompañarnos y a ayudar con el trabajo de campo durante los últimos días de la expedición, y muy animado por todas nuestras fotos, grabaciones de audio y registros de esta especie durante los días recientes, se puso en la tarea de buscarla por cielo, mar y tierra, pero sin éxito, o por lo menos sin el éxito que él esperaba. La pudimos ver rápidamente una tarde, ya muy oscuro, pero sin oportunidades para una fotografía suya. Bajamos del Murrucucú y Hugo, el doliente número uno de esta expedición, no pudo ver una de las especies de aves más bonitas y raras de Colombia, que allí en Murrucucú es de las más comunes, pero así es la naturaleza y la observación de aves: nos deja tareitas para tener que volver y regresar a estos sitios a investigarlos más, a pajariar más, y a disfrutar más. Nuestros registros de esta ave constituyen los más al norte confirmados para esta especie así que en jerga popular biológica diríamos que: “con nuestros registros en el Cerro Murrucucú en Córdoba, ampliamos el rango de distribución conocido de Pittasoma rufopileatum 50 kilómetros al noroccidente”. (texto Diego Calderón-Franco)

Pittasoma rufopileatum – Rufous-crowned Antpitta 1 (Willian Brand Castrillón – Urabá Nature Tours)
Yulisa feliz con su foto y su gorra de Pittasoma (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Hugo fotografiando aves (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

* Nuestra expedición encontró una especie de ranita nueva para el departamento de Córdoba y con un nombre bien bonito: Andinobates victimatus es una bellecita de ranita descrita recientemente como una nueva especie para la ciencia en el 2017 de la región de Urabá en Antioquia, y su nombre científico es un tributo a las víctimas del conflicto armado en la región de Urabá. Pues bien, Carlos Mario Bran, uno de los investigadores de la expedición que tiene mucho conocimiento sobre anfibios y reptiles y que conoce muy bien esta rana ya que junto con su hermano Willian han investigado las aves, los anfibios y los reptiles de su natal Urabá desde hace años, un día durante la expedición escuchó el canto particular de esta especie y pudo observarla en el bosque lo cual fue una gran sorpresa porque esta especie solamente se conocía de la región de Urabá en Antioquia al otro lado de la Serranía de Abibe, y aquí estábamos en Córdoba en la Serranía de San Jerónimo. Aunque los científicos que describieron la especie hace algunos años apuntaron que podría ser posible encontrar esta especie en zonas como el Cerro Murrucucú donde nos encontrábamos, e incluso habían unas muestras de identificación dudosa, nunca se había hecho el trabajo de campo necesario para confirmarlo. Así pues, Carlos Mario siguió grabando sus vocalizaciones y tomando fotografías de varios individuos de estas ranitas durante nuestra expedición confirmando que si se trataba de Andinobates victimatus. Este descubrimiento además se relaciona de manera profunda con Carlos Mario y su hermano Willian quien también era uno de los investigadores de nuestra expedición; ellos y su familia como muchos otros habitantes de la región de Urabá han sufrido los infortunios del conflicto armado y son prueba de la resiliencia de los habitantes de esta región de Urabá. La región de Urabá justamente es vecina del Murrucucú en Córdoba donde hicimos nuestra expedición la cual es una zona que también ha sufrido el conflicto armado colombiano durante eternidades. (texto Diego Calderón-Franco)

Andinobates victimatus – Urabá Poison Frog 1 (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Cerro Murrucucú bosque continuo (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)

* Otro momento importante fue cuando uno de los investigadores, (Willian Brand) ya un poco cansado y con una llamada pendiente decide bajando hacia el campamento sentarse en una piedra a descansar y a llamar, en medio de la conversación ve una gran sombra que se posa frente a él, y cuando decide observar el movimiento encuentra perchada con sorpresa una de las águilas mas hermosas de América y probablemente del mundo, el Aguila Ornada, Spizaetus ornatus, no dudo en colgar su llamada pidiendo las disculpas de rigor, tomar su cámara y si dolor enfocar y “rafaguear” el animal, con un resultado de 1.200 imágenes, y así no perder el momento. Como anécdota es importante resaltar que esta ave es más probable verla volando en las alturas que a pocos metros, por tanto, fue uno de los momentos más emocionantes para William. (texto Hugo Alejandro Herrera) – Esta belleza de águila, Spizaetus ornatus, aunque es una especie relativamente común y se encuentra ampliamente distribuida en Centro y Sur América, solamente tenía 2 registros confirmados en el departamento de Córdoba antes de nuestra expedición: la primera vez por un explorador y naturalista sueco en 1949 en el Cerro Quimarí, y la segunda vez en el 2006 por investigadores colombianos que así como nosotros, estaban buscando al Periquito del Sinú en esta zona. Unos días después del registro del águila perchada y a corta distancia por Willian, todo el grupo estaba haciendo siesta después del almuerzo en la frescura del filo de Murrucucú a casi mil metros de elevación sobre el nivel del mar, cuando un individuo de esta hermosa águila estuvo volando a pocos metros del filo y finalmente Hugo el director de la expedición que nos estaba visitando los últimos días en el campamento, pudo hacerle unas hermosas fotos al vuelo. (adición de texto de Diego Calderón-Franco)

Spizaetus ornatus – Ornate Hawk-Eagle (Willian Brand Castrillón – Urabá Nature Tours)
Cerro Murrucucú bosque continuo, cuenca Río Manso (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
Spizaetus ornatus – Ornate Hawk-Eagle (Hugo Herrera – Sociedad Ornitológica de Córdoba)

El apoyo de la comunidad local y los asistentes de campo de las veredas TuisTuis y La Oscurana, de Tierralta, fueron vitales. Acciones de conservación, eventualmente ligadas entre otro al turismo de observación de aves, se empezarán a llevar a cabo en esta zona tan interesante de Colombia que aún tiene muchas sorpresas por descubrir. Estamos infinitamente agradecidos con todas las personas que nos acompañaron y fueron claves para que esta expedición fuera un éxito: Agustín Hernández Junco, Álvaro Oliveira, Eliseo Martínez Polo, Julio César Polo Martínez, Enith Martínez Salcedo, Luz Dary Alean Martínez, Johan Arley Villalba Ogaza, Jaime Bertel Durango y Daniel Alvarado.

Cerro Murrucucú, deforestación en la base en (Hugo Herrera – Sociedad Ornitológica de Córdoba)
El campamento, vista lateral (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)
Julio uno de los guías locales estudiando en su tiempo libre (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)
Investigadores en Murrucucú (Carlos Bran-Castrillón – Uraba Nature Tours)
La vida en el campamento 1 (Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)
(Diego Calderón-Franco @diegoCOLbirding & @TheBirdersShow)

Especies observadas

1    Great Tinamou Tinamus major
2    Little Tinamou Crypturellus soui
3    Crested Guan Penelope purpurascens
4    Wattled Guan Aburria aburri
5    Blue-billed Curassow Crax alberti
6    Tawny-faced Quail Rhynchortyx cinctus
7    Marbled Wood-Quail Odontophorus gujanensis
8    Rufous-fronted Wood-Quail Odontophorus erythrops
9    Scaled Pigeon Patagioenas speciosa
10    Plumbeous Pigeon Patagioenas plumbea
11    Ruddy Pigeon Patagioenas subvinacea
12    Ruddy Ground Dove Columbina talpacoti
13    Ruddy Quail-Dove Geotrygon montana
14    Olive-backed Quail-Dove Leptotrygon veraguensis
15    White-tipped Dove Leptotila verreauxi
16    Gray-chested Dove Leptotila cassinii
17    Smooth-billed Ani Crotophaga ani
18    Squirrel Cuckoo Piaya cayana
19    White-collared Swift Streptoprocne zonaris
20    Band-rumped Swift Chaetura spinicaudus
21    Gray-rumped Swift Chaetura cinereiventris
22    Lesser Swallow-tailed Swift Panyptila cayennensis
23    White-necked Jacobin Florisuga mellivora
24    White-tipped Sicklebill Eutoxeres aquila
25    Band-tailed Barbthroat Threnetes ruckeri
26    Green Hermit Phaethornis guy
27    Long-billed Hermit Phaethornis longirostris
28    Pale-bellied Hermit Phaethornis anthophilus
29    Stripe-throated Hermit Phaethornis striigularis
30    Tooth-billed Hummingbird Androdon aequatorialis
31    Purple-crowned Fairy Heliothryx barroti
32    Rufous-crested Coquette Lophornis delattrei
33    Green-crowned Brilliant Heliodoxa jacula
34    Violet-headed Hummingbird Klais guimeti
35    Bronze-tailed Plumeleteer Chalybura urochrysia
36    Crowned Woodnymph Thalurania colombica
37    Andean Emerald Amazilia franciae
38    Blue-chested Hummingbird Amazilia amabilis
39    Rufous-tailed Hummingbird Amazilia tzacatl
40    Southern Lapwing Vanellus chilensis
41    Wattled Jacana Jacana jacana
42    Fasciated Tiger-Heron Tigrisoma fasciatum
43    Great Egret Ardea alba
44    Cattle Egret Bubulcus ibis
45    Bare-faced Ibis Phimosus infuscatus
46    King Vulture Sarcoramphus papa
47    Black Vulture Coragyps atratus
48    Turkey Vulture Cathartes aura
49    Swallow-tailed Kite Elanoides forficatus
50    Crested Eagle Morphnus guianensis
51    Ornate Hawk-Eagle Spizaetus ornatus
52    Black-and-white Hawk-Eagle Spizaetus melanoleucus
53    Barred Hawk Morphnarchus princeps
54    Roadside Hawk Rupornis magnirostris
55    White Hawk Pseudastur albicollis
56    Short-tailed Hawk Buteo brachyurus
57    Choco Screech-Owl Megascops centralis
58    Crested Owl Lophostrix cristata
59    Spectacled Owl Pulsatrix perspicillata
60    Central American Pygmy-Owl Glaucidium griseiceps
61    Mottled Owl Ciccaba virgata
62    Black-tailed Trogon Trogon melanurus
63    White-tailed Trogon Trogon chionurus
64    Gartered Trogon Trogon caligatus
65    Black-throated Trogon Trogon rufus
66    Collared Trogon Trogon collaris
67    Tody Motmot Hylomanes momotula
68    Rufous Motmot Baryphthengus martii
69    Broad-billed Motmot Electron platyrhynchum
70    Black-breasted Puffbird Notharchus pectoralis
71    Pied Puffbird Notharchus tectus
72    Barred Puffbird Nystalus radiatus
73    Gray-cheeked Nunlet Nonnula frontalis
74    Great Jacamar Jacamerops aureus
75    Spot-crowned Barbet Capito maculicoronatus
76    Yellow-eared Toucanet Selenidera spectabilis
77    Yellow-throated Toucan Ramphastos ambiguus
78    Channel-billed Toucan Ramphastos vitellinus
79    Black-cheeked Woodpecker Melanerpes pucherani
80    Red-rumped Woodpecker Dryobates kirkii
81    Crimson-bellied Woodpecker Campephilus haematogaster
82    Cinnamon Woodpecker Celeus loricatus
83    Barred Forest-Falcon Micrastur ruficollis
84    Red-throated Caracara Ibycter americanus
85    Yellow-headed Caracara Milvago chimachima
86    Laughing Falcon Herpetotheres cachinnans
87    Blue-fronted Parrotlet Touit dilectissimus
88    Saffron-headed Parrot Pyrilia pyrilia
89    Blue-headed Parrot Pionus menstruus
90    Red-lored Parrot Amazona autumnalis
91    Mealy Parrot Amazona farinosa
92    Brown-throated Parakeet Eupsittula pertinax
93    Red-and-green Macaw Ara chloropterus
94    Sapayoa Sapayoa aenigma
95    Fasciated Antshrike Cymbilaimus lineatus
96    Black-crowned Antshrike Thamnophilus atrinucha
97    Russet Antshrike Thamnistes anabatinus
98    Spot-crowned Antvireo Dysithamnus puncticeps
99    Checker-throated Stipplethroat Epinecrophylla fulviventris
100    Moustached Antwren Myrmotherula ignota
101    White-flanked Antwren Myrmotherula axillaris
102    Rufous-winged Antwren Herpsilochmus rufimarginatus
103    Dot-winged Antwren Microrhopias quixensis
104    Chestnut-backed Antbird Poliocrania exsul
105    Magdalena Antbird Sipia palliata
106    Bicolored Antbird Gymnopithys bicolor
107    Ocellated Antbird Phaenostictus mcleannani
108    Rufous-crowned Antpitta Pittasoma rufopileatum
109    Thicket Antpitta Hylopezus dives
110    Black-faced Antthrush Formicarius analis
111    Black-headed Antthrush Formicarius nigricapillus
112    Tawny-throated Leaftosser Sclerurus mexicanus
113    Scaly-throated Leaftosser Sclerurus guatemalensis
114    Plain-brown Woodcreeper Dendrocincla fuliginosa
115    Wedge-billed Woodcreeper Glyphorynchus spirurus
116    Northern Barred-Woodcreeper Dendrocolaptes sanctithomae
117    Cocoa Woodcreeper Xiphorhynchus susurrans
118    Black-striped Woodcreeper Xiphorhynchus lachrymosus
119    Plain Xenops Xenops minutus
120    Slaty-winged Foliage-gleaner Philydor fuscipenne
121    Ruddy Foliage-gleaner Clibanornis rubiginosus
122    Buff-throated Foliage-gleaner Automolus ochrolaemus
123    Double-banded Graytail Xenerpestes minlosi
124    White-bibbed Manakin Corapipo leucorrhoa
125    Green Manakin Cryptopipo holochlora
126    Blue-crowned Manakin Lepidothrix coronata
127    Golden-collared Manakin Manacus vitellinus
128    Striolated Manakin Machaeropterus striolatus
129    White-crowned Manakin Dixiphia pipra
130    Golden-headed Manakin Ceratopipra erythrocephala
131    Purple-throated Fruitcrow Querula purpurata
132    Blue Cotinga Cotinga nattererii
133    Rufous Piha Lipaugus unirufus
134    Masked Tityra Tityra semifasciata
135    Russet-winged Schiffornis Schiffornis stenorhyncha
136    Speckled Mourner Laniocera rufescens
137    Cinereous Becard Pachyramphus rufus
138    Sharpbill Oxyruncus cristatus
139    Royal Flycatcher Onychorhynchus coronatus
140    Ruddy-tailed Flycatcher Terenotriccus erythrurus
141    Wing-barred Piprites Piprites chloris
142    Olive-striped Flycatcher Mionectes olivaceus
143    Ochre-bellied Flycatcher Mionectes oleagineus
144    Sepia-capped Flycatcher Leptopogon amaurocephalus
145    Slaty-capped Flycatcher Leptopogon superciliaris
146    Black-capped Pygmy-Tyrant Myiornis atricapillus
147    Scale-crested Pygmy-Tyrant Lophotriccus pileatus
148    Southern Bentbill Oncostoma olivaceum
149    Slate-headed Tody-Flycatcher Poecilotriccus sylvia
150    Common Tody-Flycatcher Todirostrum cinereum
151    Black-headed Tody-Flycatcher Todirostrum nigriceps
152    Brownish Twistwing Cnipodectes subbrunneus
153    Olivaceous Flatbill Rhynchocyclus olivaceus
154    Yellow-olive Flycatcher Tolmomyias sulphurescens
155    Yellow-margined Flycatcher Tolmomyias assimilis
156    Brown-capped Tyrannulet Ornithion brunneicapillus
157    Yellow-crowned Tyrannulet Tyrannulus elatus
158    Yellow-bellied Elaenia Elaenia flavogaster
159    Sooty-headed Tyrannulet Phyllomyias griseiceps
160    Golden-faced Tyrannulet Zimmerius chrysops
161    Olive-sided Flycatcher Contopus cooperi
162    Eastern Wood-Pewee Contopus virens
163    Tropical Pewee Contopus cinereus
164    Acadian Flycatcher Empidonax virescens
165    Long-tailed Tyrant Colonia colonus
166    Bright-rumped Attila Attila spadiceus
167    Rufous Mourner Rhytipterna holerythra
168    Dusky-capped Flycatcher Myiarchus tuberculifer
169    Great Crested Flycatcher Myiarchus crinitus
170    Piratic Flycatcher Legatus leucophaius
171    Tropical Kingbird Tyrannus melancholicus
172    Fork-tailed Flycatcher Tyrannus savana
173    Yellow-browed Shrike-Vireo Vireolanius eximius
174    Tawny-crowned Greenlet Tunchiornis ochraceiceps
175    Lesser Greenlet Pachysylvia decurtata
176    Yellow-green Vireo Vireo flavoviridis
177    Black-chested Jay Cyanocorax affinis
178    Southern Rough-winged Swallow Stelgidopteryx ruficollis
179    Gray-breasted Martin Progne chalybea
180    Tawny-faced Gnatwren Microbates cinereiventris
181    Long-billed Gnatwren Ramphocaenus melanurus
182    Slate-throated Gnatcatcher Polioptila schistaceigula
183    Scaly-breasted Wren Microcerculus marginatus
184    House Wren Troglodytes aedon
185    Bicolored Wren Campylorhynchus griseus
186    Sooty-headed Wren Pheugopedius spadix
187    Black-bellied Wren Pheugopedius fasciatoventris
188    Stripe-throated Wren Cantorchilus leucopogon
189    Bay Wren Cantorchilus nigricapillus
190    White-breasted Wood-Wren Henicorhina leucosticta
191    Song Wren Cyphorhinus phaeocephalus
192    Gray-cheeked Thrush Catharus minimus
193    Pale-vented Thrush Turdus obsoletus
194    Clay-colored Thrush Turdus grayi
195    Trinidad Euphonia Euphonia trinitatis
196    Orange-crowned Euphonia Euphonia saturata
197    Thick-billed Euphonia Euphonia laniirostris
198    Fulvous-vented Euphonia Euphonia fulvicrissa
199    White-vented Euphonia Euphonia minuta
200    Orange-bellied Euphonia Euphonia xanthogaster
201    Orange-billed Sparrow Arremon aurantiirostris
202    Crested Oropendola Psarocolius decumanus
203    Chestnut-headed Oropendola Psarocolius wagleri
204    Black-and-white Warbler Mniotilta varia
205    Bay-breasted Warbler Setophaga castanea
206    Blackburnian Warbler Setophaga fusca
207    Buff-rumped Warbler Myiothlypis fulvicauda
208    Canada Warbler Cardellina canadensis
209    Dusky-faced Tanager Mitrospingus cassinii
210    Summer Tanager Piranga rubra
211    Sooty Ant-Tanager Habia gutturalis
212    Lemon-spectacled Tanager Chlorothraupis olivacea
213    Blue-black Grosbeak Cyanoloxia cyanoides
214    Hooded Tanager Nemosia pileata
215    White-shouldered Tanager Tachyphonus luctuosus
216    Tawny-crested Tanager Tachyphonus delatrii
217    Crimson-backed Tanager Ramphocelus dimidiatus
218    Blue-gray Tanager Thraupis episcopus
219    Palm Tanager Thraupis palmarum
220    Speckled Tanager Ixothraupis guttata
221    Gray-and-gold Tanager Poecilostreptus palmeri
222    Golden-hooded Tanager Stilpnia larvata
223    Plain-colored Tanager Tangara inornata
224    Rufous-winged Tanager Tangara lavinia
225    Bay-headed Tanager Tangara gyrola
226    Silver-throated Tanager Tangara icterocephala
227    Black-faced Dacnis Dacnis lineata
228    Scarlet-thighed Dacnis Dacnis venusta
229    Blue Dacnis Dacnis cayana
230    Purple Honeycreeper Cyanerpes caeruleus
231    Green Honeycreeper Chlorophanes spiza
232    Scarlet-browed Tanager Heterospingus xanthopygius
233    Yellow-backed Tanager Hemithraupis flavicollis
234    Scarlet-and-white Tanager Chrysothlypis salmoni
235    Gray Seedeater Sporophila intermedia
236    Bananaquit Coereba flaveola
237    Buff-throated Saltator Saltator maximus
238    Slate-colored Grosbeak Saltator grossus


Soñando con el Rey Guajiro

Enero 24 de 2020, Camarones, Riohacha, La Guajira

Por Mauricio Ossa

Esta historia debe comenzar agradeciendo a muchas personas y entidades que se han unido a nuestra la idea de cumplir el sueño de Kimi de conocer su ave favorita, precisamente hace un año en la Colombia Bird Fair, Niky en una nota le preguntaba ¿Kimi cual es el ave que más te gusta? y el sin dudarlo dijo: !el ave que a mi más me gusta es el cardenal Guajiro, por su color, por su plumaje, por su pico y por su forma de ser y por su copete!, esta respuesta se quedo en nuestros corazones.

A finales del año pasado planeando nuestra charla para el Congreso Aviturismo en Manizales soñamos con la idea de encontrar muchos más «Kimis» y allí nació la idea de crear «Guardián de las Aves» y como un homenaje a la persona que nos inspiro decidimos nombrarlo en el lanzamiento como el Primer Guardian de las Aves de Birds Colombia, logramos que Vortex Optics Colombia a través de su representante Andres Rios le regalara unos binóculos pero ademas le contamos la idea que teníamos de cumplirle el sueño de conocer su ave favorita, nos dio su apoyo de inmediato, así también se unieron para apoyarnos Diego Calderon de Colombia Birding, Fernando Castillo de Calidris, Jose Luis Pushaina de Guajira Birding Tours y Nancy de Mar Azul Playa en Camarones.

Llego la fecha Enero 24 rumbo de Cali a La Guajira, en este video esta contada toda le experiencia del viaje:

En busca del Orejiamarillo

Enero 13 de 2020, Anaime, Cajamarca, Tolima

Por: Mauricio Ossa

Suena mi despertador, son las 2:50 am, estoy en Ibague y mi cita es en el Parque de Cajamarca donde debo encontrarme con Juan Carlos, el conductor de la camioneta que nos llevara a recorrer el Cañon de Anaime en busca del Loro Orejiamarillo, Anaime es un corregimiento de Cajamarca municipio que en marzo de 2017 le dijo NO a la minería a través de una consulta popular, esta zona es conocida como la «Depensa Agricola del Tolima», alrededor de un 16 por ciento de su territorio se dedica a la actividad agrícola, especialmente al cultivo de la arracacha, también se cultiva frijol, café, frutales y hortalizas.

A unos 10 minutos en la ruta llegamos a Anaime, allí pasamos por la casa de Diego Espitia, un campesino de la región y una de las personas que más sé conoce este territorio, es investigador de loro orejiamarillo en las cordilleras central y occidental y actualmente esta desarrollando proyectos de conservación y actividades para fortalecer la propuesta Ecoturistica enfocada especialmente en el Aviturismo.

Continuamos por la ruta y de paso entramos al EcoHotel Urapanes del Bosque, una bella cabaña en madera en medio de este bosque lo transporta a uno a una escena como de cuento de hadas, toda la comida que ofrecen es hecha con ingredientes de la región, allí recogimos a mi buen amigo Ernesto Obando a quien considero uno de los mejores fotógrafos de naturaleza de Colombia, embajador para Colombia de Olympus y quien ademas es nacido acá en Anaime.

Continuamos el camino ya se comenzaba a ver la luz del amanecer con un cielo despejado que nos presagiaba un día maravilloso: la meta, estar antes de las 7:00 en la parte alta para buscar el Loro Coroniazul/Blue-headed Parrot/Hapalopsittaca fuertesi, llegamos a unos bosques de Palma de Cera un poco más arriba de Potosi, vemos en el horizonte el imponente Nevado del Tolima, no nos resistimos la tentación de hacer un alto en el camino y sacar nuestras cámaras para tomar esta imagen con la luz del amanecer, «nunca me había tocado un día con el nevado tan despejado» me decía Ernesto.

A medida que iban saliendo los rayos del sol, una postal se iba construyendo ante nuestras miradas emocionadas, allí nos quedamos maravillados ante la imponencia del paisaje, el presagio de un buen día.

Continuamos nuestro recorrido hacia la reserva Giles Fuertesi de Proaves, quienes han venido hace años trabajando por la conservación de esta especie, llegamos un poco después de la hora planeada pero con una gran emoción por las imágenes logradas del amanecer, comenzamos una caminada de unos 20 minutos hacia la parte alta donde hacen su primera parada de alimentación los loros, cuando estábamos llegando muy sigilosos vimos como un grupo de unos 8 loros salen de este bosque, llegamos unos minutos tarde, allí desayunamos y nos quedamos un rato contemplando el paisaje, viendo unos Terlaque Andino/Gray-breasted Mountain-Toucan/Andigena hypoglauca que pasaban haciendo sus sonidos característicos en el bosque que teníamos al frente.

Rapidamente nos bajamos hacia el bosque donde los loros continuan su recorrido de alimentación que Diego se conoce de memoria pues trabajo unos meses en esta reserva, en la ruta nuevamente nos encontramos la majestuosa vista del Nevado del Tolima y Ernesto me propone elevar el dron para hacer unas imágenes de este bello paisaje, mientras Diego se adelantaba para ubicar el lugar donde se habían bajado los loros.

Unos minutos después regresa Diego ya con la ubicación de los loros y nos vamos hacia el lugar, llegan un grupo de loros y rápidamente se instalan en un árbol que teníamos justo al frente, pero como casi siempre, esta especie es bien esquiva se ubica en la parte más alta y justo del otro lado donde nos encontrábamos, el grupo más grande se fue para un bosque más lejano, pero un par de loros se tiro hacia la parte mas baja, probamos suerte y nos bajamos a buscarlos.

Allí en este bosque nos encontramos la pareja de loros alimentándose, no logramos foto, pero pudimos observarlos con nuestros binoculares con más detalle, es una especie realmente muy bella y muy difícil de fotografiar, tengo la fortuna de haberlo visto y registrado muchas veces en el sector de Cortaderal en Santa Rosa de Cabal (Risaralda)

Saliendo del bosque ya de regreso nos encontramos una buena bandada de aves con Clorornis Patirrojo/Grass-green tanager/Chlorornis riefferii, Tangara Escarlata/Scarlet-bellied Mountain-tanager/Anisognathus igniventris.

La primera misión no nos dejo fotografía de Hapalopsittaca fuertesi pero a cambio nos dejo esta postal:

Nevado del Tolima

Ya en la tarde la misión más especial para mi era ir en busca del loro orejiamarillo a uno de los lugares muy especiales que ha descubierto Diego para verlo, de subida un Cernícalo Americano/American Kestrel/Falco sparverius nos da la bienvenida con una bella percha sobre el tallo de una palma de cera.

Cernícalo Americano/American Kestrel/Falco sparverius

Ya en lugar indicado Diego nos muestra las palmas de cera donde llegan los loros al final de la tarde en busca de su refugio para dormir, nos instalamos exactamente al frente de las palmeras, una espera ansiosa ya que el día anterior Ernesto y Diego habían estado en el lugar y solamente llegaron unos pocos que se metieron rápidamente a los nidos y no les dieron opción de hacer fotos, le dije bromeando a Ernesto: «tranquilo, que hoy vienes conmigo y a mi me acompaña siempre la buena suerte».

Un rato de espera buscando el lugar más indicado y de pronto sentimos sus cantos a la distancia, llegan un par de parejas y se meten inmediatamente a sus nidos en la parte más alta sin posibilidad de hacerles un buen registro, yo me quedo paciente tratando de hacer un video de la pareja que tenia más cerca y Ernesto se va a probar suerte con la otra pareja que estaba en un nido en una parte más alta, de repente escucho que se acerca otro grupo, esta vez se escuchaban más y comienza a partir de ese momento una imagen que no se me borrara nunca de mi memoria, un grupo de 22 loros que comienzan a volar en frente nuestro, llegaban a los nidos, se colgaban de las palmeras, volvían a volar, estábamos sentados disfrutando uno de esos espectáculos maravillosos que la naturaleza nos ofrece, realmente es un momento indescriptible y el espectáculo que nos dieron calcularía yo se prolongo unos 20 ó 30 minutos, lo más curioso es que la gran mayoría del grupo finalmente se va hacia un bosque que esta al frente al otro lado de la montaña y queda solo la primera pareja que había llegado primero al nido, como si nos hubieran dando un premio al venir todos a darnos este momento maravilloso.

Agradecimiento muy especial a Diego Espitia, Urapanes del Bosque, Proaves y Ernesto Obando.

Gracias a la alcaldía de Cajamarca que esta muy interesada en apoyar estas iniciativas de turismo como la de Diego Espitia, y gracias por la invitación a conocer este bello Cañon de Anaime.

Al compás de Doña Dora

Noviembre 3 de 2019, Alto Anchicaya, Valle del Cauca

Por Niky & Mauro

Hace unos días nos fuimos a pasar un fin de semana en el Avistamiento de Aves Doña Dora, en la noche nos sentamos en su cocina y ella nos hizo el relato de toda esta historia, unas memorias como la de tantas familias campesinas en Colombia, llena de dificultades, viviendo en medio de situaciones complejas como se ha vivido en muchas zonas rurales de nuestro país, Doña Dora siempre con una gran emoción y orgullo cuenta como las aves fueron transformando su vida y como hoy los ingresos que les dejan, han servido para ayudar en el diario vivir y a mejorar su entorno.

En el mundo de «La Pajarería» Doña Dora se ha convertido en un buen ejemplo de amor por las aves, ella una persona noble y de buen corazón, un día, a comienzos de los años 90, Doña Dora y su familia dejaron los Llanos Orientales huyéndole a la violencia, se fueron a vivir a Pradera en el Valle del Cauca donde la situación no era mucho mejor, en el año 1.999 huyendo otra vez de la violencia de este lugar, un familiar los invito a irse a un pequeño lote que tenia en el Alto Anchicaya a unos 7 km más abajo de El Queremal, allí llegaron con las esperanzas de rehacer su vida, estuvieron durante mucho tiempo «jornaliando» les pagaban en esa época a 5.000 pesos el día, para poder levantar su propia casita en este lugar, las cosas en esta zona tampoco eran fáciles en temas de seguridad, sin embargo allí junto a Don Luis su esposo y sus hijos mantuvieron esperanza que algún día las cosas serian mejores y fue así, a pulso y trabajo como construyerón su casa en bahareque, allí permanecieron muchos años cocinando a leña, sin servicio de energía, rogándole a todos los ingenieros de la represa que pasaban por allí que le ayudaran con el servicio.

Alrededor del año 2007 comenzaron a vender cosas en su casa, vendía Quesos que le tocaba dejarlos en una nevera donde se los guardaban a unos 2 km, vendió bananos, pollos, un día unos contratistas Pastusos que llegaron a la Zona «los Olarte» le enseñaron a hacer las empanadas de queso, le costo mucho trabajo hacerlas, un ingeniero le regalo un rodillo y una cajita con el molde para hacerlas, de Anchicaya también le prestaban el Trigo y el aceite para poder prepararlas, se convirtió en un lugar de parada obligada, con llantas usadas que le regalaban hacia Loras, Tucanes, que luego les vendía, así nació «El descanso» el nombre que escogieron para su negocio, un lugar que ofrece comida con la buena sazón de Doña Dora.

El Odontologo Gilberto Collazos que trabajaba como contratista en la represa fue la primera persona que le dijo a Doña Dora que adaptara una tablita con bananos para las aves, pues por la zona se veían unas muy especiales , así fue como ella empezó a preparar el sitio y efectivamente comenzaron a llegar las aves, «los primeros que llegaron fueron Azulejos y Asomas, después llegaron las primaveras y los clarineros y más contenta yo» dice Doña Dora.

Empanadas de queso Foto: Oswaldo Cortes

Pajareros frecuentes en la región como Carlos Mario Wagner en compañía de Jose Luna y unos pajareros extranjeros vieron como había mucho revoloteo de pájaros, el movimiento estaba en el ficus que tenían adentro de la casa, estaban llegando buenas aves a alimentarse, así fue como Doña Dora se animo a rebuscar recursos para comenzar a construir y mejorar el espacio para que los pajareros pudieran estar más cerca de este árbol.

Evolución de la casa de Doña Dora

Sin saber que estos arboles especialmente el ficus son los que traen las aves al lugar, una de las personas que estaba haciendo la construcción de los siguientes pisos de la casa, le sugirió a Doña Dora cortar los arboles para tener mejor vista, otras personas le han propuesto incluso comprarle el lugar.

Este Ficus creció en el lindero de la casa después de que Don Luis clavara unas estacas en el limite del terreno, dice Doña Dora «seguramente un pajarito deposito la semilla en este lugar».

Por donde Doña Dora han pasado todos los pajareros que uno se pueda imaginar, es un lugar obligado para visitar, personas de todos los lugares del mundo han disfrutado de los pájaros y también de las ya famosas y deliciosas empanadas de queso.

Doña Dora poco a poco fue contagiando y convenciendo a toda su familia del amor por las aves, al comienzo no le creían que fuera buena idea, Don Luis ayuda hoy en las labores diarias, Heiner se encarga de los comederos y mantener bien el lugar, Elber es el encargado de decorar su casa con pinturas de todas las especies y de manejar las redes sociales, Daisy y Daniela su nieta ayudan a atender los clientes.

El Descanso, un lugar construido a pulso, con toda la humildad y la amabilidad de una familia maravillosa, Doña Dora, Don Luis, sus 4 hijos y nietos, ellos nos llenan el corazón de aves, buena sazón y momentos inolvidables.

Las famosas pepas del Ficus de Doña Dora

Con este video cerramos nuestra historia de Doña Dora, un sitio muy recomendado para los amantes de las aves.

Compartimos algunas fotos de las especies que llegan a la casa de Doña Dora, como este «Compás» que se ha convertido en su símbolo y su consentido.

Compás/Toucan Barbet/Semnornis ramphastinus
Tangará Barbirrufa/Rufous-throated Tanager/Ixothraupis rufigula
Mielero opalino/golden-collared honeycreeper/iridophanes pulcherrimus
Tangará Esmeralda/Glistening-green Tanager/Chlorochrysa phoenicotis
Ermitaño Verde/Green Hermit/Phaethornis guy
Tangará amarilla/silver-throated tanager/tangara icterocephala
Tangará Cariazul/Moss-backed Tanager/Bangsia edwardsi
Frutero pechirrojo/orange-breasted fruiteater/pipreola jucunda Foto: Memo Gomez
Tangará del Pacífico/Black-chinned Mountain-Tanager/Anisognathus notabilis
Cola-de-lira Verde/Green Thorntail/Discosura conversii
Tucancito Culirrojo/Crimson-rumped Toucaned/Aulacorhynchus haematopygus
Tangará Cariazul/Moss-backed Tanager/Bangsia edwardsi

También queremos compartir este video de Doña Dora que compartieron en Colombia Bird Fair 2019

Del puente para allá esta Kimi

Por Niky Carrera Levy

Septiembre 17 de 2019, Vereda Puente Velez, Jamundi, Valle del Cauca

Rio Jamundi

Estuvimos de parche en la Vereda Puente Vélez al sur del Valle del Cauca, vía Jamundi, fuimos a conocer la familia de Kimi Bañol, Nos recibieron con una sonrisa de oreja a oreja y nos invitaron a su mesa donde un suculento sancocho de gallina nos esperaba, mientras almorzábamos oíamos algunas aves que Kimi identificaba rápidamente, a ritmo de carrilera y birra terminamos el gran sancocho echo por doña Yolima, mama de Kimi.

Entre historias del papa de Kimi pasamos la tarde en la vereda, con calor y paisaje fotografiamos algunas aves como Thamnophilus multistriatus, Ramphocelus flammigerus, Euphonia laniirostris, Picumnus granadensis,

y comimos mandarinas del campo Valluno recogidas por Don Josefino Bis abuelo de Kimi, A Kimi lo llevamos en el corazón como esa sonrisa que permanece serena pues Kimi tiene historia, pajarero de 10 Años, influenciador de las montañas del Sur Del Valle del Cauca, en Puente Velez, a través de las aves 🐦 enseña a otros, cómo cuidarlas, admirarlas y entender sobre ellas.

Don Josefino

Kimi es su marca favorita; siempre con una sonrisa y conversaciones llenas de incógnitas, Kimi pícaro, alegre, amante de las aves, caminante de la montaña, encantado con el río Jamundi que baña su Cuenca y con las alas que envuelven su hábitat, Kimi artista; feliz dibujante, fotógrafo de aves y aprendiz de la vida.

Los Ariscos

Por Diego Calderon

Septiembre 14 de 2019, Vereda La Esperanza arriba de Bruselas, corregimiento Pitalito, Huila

En estos días tomando pola por ahí con gente después de dar mi charla “Pajariando con FARC” he estao hablando bastante y pensando en “la burbuja” y citando a Juan Miguel Álvarez cuando habla de ella en su libro Verde Tierra Calcinada. Pues bien, hoy llegué a la Vereda La Esperanza arriba de Bruselas, un corregimiento de Pitalito en el Huila; veníamos medio perdidos porque el conductor que me mandaron no recordaba bien el camino, pero pues, preguntando en la casa de campesinos bonitos buena gente de tierra cafetera, se llega a Roma o a Los Ariscos. Después de un “siiii, aquí es, sígase no más” mientras Luis sonreía con la mayor suavidad, me encontré de un momento a otro, lo más naturalmente del mundo, sintiéndome parte de esta familia en este departamento al cual no venía hace como quince años.

Sin dame cuenta, estaba sentao en una de estas cocinas de un sólo bombillo donde todo está milimétricamente ubicado dentro de una anarquía cuadriculada, ordenaita, sutil, encantadora. La gente me hablaba y me hacía preguntas como si hubiera llegao el primo que no veían hace días, como si nos conociéramos de años atrás; yo, sin tener que esforzarme mucho la verdad, respondía, les mamaba gallo y preguntaba como si fuera ese primo paisa que finalmente vino a visitalos. No tenía señal y mi cel había estao placenteramente silencioso en modo avión desde que llegué; se dejó venir el tinto con aguapanela después de las risotadas de todos gozándome por gustame el tinto maluco cerrero sin dulce según ellos, mientras Olga me fritaba algo pa la comida.

Me contaron con esa serenidad privilegiada que pocos campesinos colombianos ostentan, como por aquí en la verdad, desde el M19 hace más de 30 años, no se vive el desasosiego guerrilleruno propiamente dicho. Olga me sirvió mi media trucha frita con un copioso morro de arroz y papitas, mientras todos me gozaban de nuevo, y no poquito, porque Edwin el hijo les había avisado que yo no comía carne y yo pa dales lora, les dije que si, “yo no como vaca, pero si carne de res”. Algunos se fueron yendo graniaitos a dormir y Olga, Javier y yo nos quedamos hablando en su cocina, en la cocina de la finca donde han vivido por más de 40 años desde que se vinieron de Nariño. Nos hicimos más cerquita al fogón de leña pa calentanos una pizca y cuando por alguna razón me distraía de la conversación, no podía dejar de asombrame que justo en menos de 24 horas, yo había tomado un servicio de uber usando los datos y el gps de mi teléfono celular, había ido a comer con una amiga un domingo en la noche a un sitio de esos que no cierra nunca sus puertas ni apaga sus luces en la gran ciudad, le había hablado varias veces a un aparato plástico blanco amorfo diciéndole “Alexa, play some music by Edward Sharpe and The Magnetic Zeros”, y había pagao un par de tintos de aeropuerto de esos de más de 4 mil pesos cada uno… yo venía hoy de “la burbuja”. ¡Que loco! ¡que engallete!…

La verdad aquí en la simplicidad de esta cocina de techo con tejas de barro renegridas ahumadas por los años de historias y comidas pa toda la familia, me sentí donde los tíos: había un amor en la atmósfera de esta cocina, que era imposible de describir o entender, pero imposible de no sentir y adorar. Justo antes de ime a dormir deliciosamente temprano, me enteré que este sitio se llama “Los Ariscos” que porque hace un tiempo cuando el primer gringo pajarero vino a visitalos, casi que se va sin ver un par de pajaritos que le dieron mucha lidia y que son unas especies bien raras en el resto de Colombia… “es que esos pajaritos por aquí son muy ariscos” me dicen Javier y Olga con su acento montañero nariñense de tierra fría divino, sin saber que aquí, su montaña, es el sitio más fácil del mundo mundial pa ver los ariscos…

Los Ariscos: Pipreola lubomirskii (Black-chested Fruiteater) en este post y la Drymophila caudata (East Andean Antbird) endémica que no pude coger… otros, como el endémico Atlapetes fuscoolivaceus (Dusky-headed Brushfinch) y la subespecie endémica chapmani de la Pyrrhura melanura (Maroon-tailed Parakeet) son pájaros que no veía hace 14 años!

Alas para cuidar

Por Mauricio Ossa

En Agosto de 2018 recibí un mensaje de Maria del Rosario Cortez de la Reserva Bonanza de Jamundi donde me contaba que un niño que vive en la zona había estado en una salida de observación de aves con Cristian de Aves La Cumbre, el mensaje era que el niño había quedado muy emocionado con el tema de las aves y que el vivía en una zona donde en una época el conflicto armado y hoy la deforestación y la minería son el pan de cada día.

Inmediatamente redacte un mensaje por los grupos de whatsapp, gracias al apoyo de Luis Urueña y Cristopher Calonje en menos de 1 hora ya teníamos ofertas para darle binóculos y guía a Kimi.

Adicional a este material, le pedí a los de estos grupos que el que quisiera le enviara un mensaje de bienvenida al mundo del pajareo, muchas personas nos enviaron saludos.

A la semana siguiente aprovechando un taller de Aves dictado por la CVC en un lugar cercano, le hicimos entrega a Kimi y su mamá de los saludos y de todos los obsequios que le enviaron, Libro de Aves de Rodrigo Gaviria y entrada a la Colombia Bird Fair donado por Carlos Mario Wagner, más la Guia Avifauna Colombiana y los binóculos donados por Cristopher Calonje.

La historia de Kimi gracias a Julian Guerrero llego hasta la Bird Fair en UK desde donde llego un bonito mensaje

Kimi muy juicioso después de la escuela comenzó a aprenderse las aves que hay en su territorio, a los días Procolombia nos dio una cortesia para llevarlo a la Feria Sudamericana de Aves en Manziales, allí fue toda una estrella, todos querían foto con el .

Luego en Febrero participo muy activamente en Colombia Bird Fair

Kimi todo un personaje que comienza a transitar desde muy pequeño en el mundo de las aves.

La «pajareada» más grande del mundo desde el Guaviare: más que un tricampeonato

La imagen puede contener: John Myers
Por John Myers para El Espectador

Mayo 13 de 2019, Guaviare

En un día alrededor de Calamar, 149 especies de aves alcanzaron a registrar. Aquí una experiencia que deja varias enseñanzas y más preguntas sobre lo que significa el tricampeonato colombiano en avistamiento de aves.

El «Falco femoralis», una de las 149 especies de aves registradas en un día pajareando por el Guaviare. Cortesía de Julián Ávila-Campos

Entre el actual tsunami de noticias terroríficas relacionadas con la destrucción del medio ambiente y la pésima implementación de los acuerdos de paz, el tercer campeonato consecutivo de Colombia en el V “Global Big Day” de observación de aves es una celebración del espíritu (pajarero) colombiano y una brillante luz de esperanza para el país de las aves y los departamentos rurales.

Como me suele a pasar, inicié la semana del Global Big Day tratando de resolver dónde exactamente iba a participar en “la pajareada más grande del año.” Después de contemplar varios planes y contingencias logré finalmente definir que iría a San José del Guaviare. En poco tiempo estaba hablando sobre el operativo con el muy entusiasta Ramón Carillo, miembro del formidable Grupo de Observadores de Aves del Guaviare.

Ramón Carrillo, del Grupo de Observadores de Aves del Guaviare
John Myers

Un día antes de viajar a San José, calentamos motores para el Big Day en Santa Marta con la proyección del documental The Birders en la Universidad del Magdalena, organizado por el grupo Aves de Santa Marta. En el conversatorio posterior, Ángel Ortíz, uno de los guías de aves de la región Caribe, habló desde su experiencia sobre turismo comunitario. Cuando Ángel dijo “definitivamente el Northern Colombia Birding Trail nos cambio la vida” me conmovió porque él a los 16 años estaba entrenando para convertirse en un combatiente de las Auc y hoy, gracias a la oportunidad de formarse para ser guía, es socio y emprendedor del operador Tayrona Birding y uno de los guías de aviturismo más cotizados del país.

Al llegar a San José en la noche con mis compañeros de viaje, Julián Ávila-Campos y Laura Guerrero, nos sentamos con Ramon a revisar la programación de los próximos días en el Guaviare, la cual sonaba muy emocionante —el día 2 de mayo, después de una entrevista con la emisora Marandúa Stereo (100.7 FM), iríamos a pajarear al bosque junto al río Guaviare. Luego, por la tarde, tendríamos la primera de tres charlas sobre investigación, conservación y aviturismo en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia de San José del Guaviare. Al día siguiente, viajaríamos al municipio El Retorno para un encuentro con el personal del Parque Natural Nacional (PNN) Nukak, antes de llegar a Calamar para la última charla con los funcionarios del PNN Chiribiquete y otros pajareros emergentes del municipio.

En la víspera del V Global Big Day (4 de mayo), me encuentro en Calamar cenando con Wílmer Ramírez, representante legal del Grupo de Observadores de Aves del Guaviare, y su esposa, Diana Lucena Gavilán, coordinadora del proyecto Caminemos Territorios Sostenibles, financiado por la Office National des Forêts de Francia. Comparto con ellos que estoy muy agradecido por sus esfuerzos y les pido disculpas por mi impaciencia gringa durante algunos momentos tensos de la planificación.

Wílmer me explica que el compromiso de la Gobernación  del Guaviare para apoyar el Global Big Day con 50 millones de pesos nunca se materializó y les tocó buscar patrocinios en efectivo y en especie a última hora, con las garras, como fuera. Gracias a la generosidad de varias entidades, ente ellas Parques, el hostal Guaviare Soul, César Arredondo y Guaviare Biodiverso Travel, y una donación personal de Heyder Palacio, candidato a la gobernación del Partido Conservador, y varios más, se lograron cubrir los costos asociados de las seis rutas de observación de aves y los viáticos de los tres invitados.

De las armas a las aves        

No deja de llover durante casi toda la noche. A las 4:15 a.m. salimos para el punto de encuentro en Calamar, donde nuestro grupo de diez pajareros se distribuye en cuatro motos para un viaje de 90 minutos sobre una trocha embarrada y resbalosa hacia la vereda Puerto Cubarra, al lado de la nueva sección ampliada del parque Chiribiquete. En el camino escuchamos y luego avistamos varias aves comunes de potrero, como el brillante “soldadito” (Leistes militares), pariente del conspicuo “chirlobirlo” (Sturnella manga) presente en otras regiones de Colombia.

Con las primeras luces del día llegamos a la “Flor de las Amazonas”, la finca de Marco Aurelio Zapata, para empezar nuestra mañana con unos muy necesarios tintos armonizados con la historia de Marco Aurelio. Marco llegó a Puerto Cubarra en 1972 después de salir del Ejército y durante el transcurso de los años, desde su finca, vivió el boom de la coca, décadas de conflicto entre las Farc y el Ejército, las campañas de fumigaciones de Plan Colombia y en los últimos años la erradicación manual de la coca apoyada por varios programas de las Naciones Unidas.

Mientras Marco me cuenta que casi todos sus vecinos han dejado de sembrar coca, un par de las bullosas guacamayas carisecas (Ara severus) nos pasan sobrevolando.

La travesía comienza en el río Itilla
John Myers

La pajareada se vuelve fluvial mientras abordamos canoas y empezamos a navegar el bosque inundado del Rio Itilla. El agua tiene el color de un té oscuro y dentro de poco tiempo observo tres “lifers” (especies nuevas): un hermoso hermitaño rufo (Glaucis hirsutos) tratando de secarse un una rama; una pareja de paujiles culicastaños (Mitu tomentosum) que escuchamos  antes de pillarlos con los binoculares, y un espléndido hormiguero de gargantilla (Hylophylax puntuales) brincando y cantándonos en estéreo con su pareja desde ambos lados del arborizado canal.

Desayunamos un sabroso caldo de guaracú en la casa de Doña Sara Osorio Mateus, quien me complace contestando mi aguacero de preguntas desde la cocina —“Hace ocho años estamos en paz, así nos ha ido mejor”, dice mientras atiende los hambrientos pajareros. Tiempo después salimos al bosque de tierra firme y luego de aguantar un palo de agua y mucho barro, eran apenas las 10 de la mañana y ya llevamos 70 especies asociadas con la Amazonía, los llanos, el escudo guyanés y el piedemonte andino. En el país con la mayor diversidad de aves del mundo, Guaviare es una nota, un caso excepcional.

Lamentablemente, caminando por los paisajes del Guaviare también se vive una tragedia de deterioro ambiental. Según el excelente reportaje de El EspectadorLa Deforestación en Guaviare por fin tiene nombre, entre 2016 y 2017 la deforestación en el departamento creció 233%. Durante el mismo periodo los cultivos de coca bajaron 28%, lo cual tumba la “lógica convencional” de algunos políticos para justificar la fumigación como mecanismo para combatir la deforestación a través de la erradicación de cultivos. ¿Por qué entonces está aumentando tanto la deforestación en el Guaviare? Habría que preguntarle al gobernador, Nebio Echeverry Cadavid y sus amiguis vecino, palmero y “mega contratista”.

Ya en el bosque de tierra firme nos cuesta ubicar y acercarnos a las aves en la copa de los árboles, pero afortunadamente Wílmer hace que cada ave cuente, reconociendo los cantos de casi cada una de ellas. Luego nos cruzamos con una campesina acomodando y extendiendo alambres de púa por el suelo del bosque —“Para el ganado!”, dice cuando le pregunto el propósito de los alambres.

Fue entonces cuando, caminando entre potreros y relictos de bosque, escuchamos a un tinamú (undulatus) que teníamos en la lista de “targets” por el maravilloso equipo organizador del Global Big Day Colombia antes de terminar la pajareada.

Después de un par de caídas en la trocha que terminaron entre risas y mucho barro regresamos a Calamar sanos y felices con una lista de149 especies de aves registradas en un día.

Mucho más que un tricampeonato

Días después del V Global Big Day hemos celebrado merecidamente el tricampeonato del pajareo mundial con 1.590 especies registradas y 6.321 listas recopiladas y subidas a Ebird. Esto nos deja la sensación de que el país de las aves puede ganar el Global Big Day todos los años…

El tema es que, entre el dicho y el hecho hay mucho bicho pero también mucho…..lodo y planificación. En lugares del país donde antes había mucha guerra, se requiere de una visión compartida, liderazgo, comunicación y una gestión gigantesca para lograr concentrar a miles de pajareros colombianos con los binoculares puestos.

En mi opinión, este año la sacamos del estadio con el Big Day por las siguientes razones:

1) Gracias a la paz firmada en el 2016, Colombia ha podido posicionarse como el país de las aves.

2) Con el liderazgo del grupo organizador del Global Big Day en Colombia, y la participación de los 32 departamentos, estamos cada vez más organizados.

3) En los últimos años hemos desarrollado una exuberante cultura pajarera.

4) Grupos de pajareros regionales como Aves Meta no solamente están captando muchos datos nuevos (tantos que Meta ganó la medalla de bronce del Big Day interdepartamental), sino que también están atrayendo capital y voluntad política.

6) Actores importantes como Satena están apostándole al pajareo como un buen negocio.

7) Gracias a campañas como Colombia #1 en Aves, y proyectos como The Birders, ProColombia ha mostrado su compromiso y credibilidad con el tema.

Sara Osorio Mateus
John Myers

8) Y finalmente considero que existen más personas bellas de las que creemos “construyendo país” a lo largo de este territorio. Personas como nuestra anfitriona en Puerto Cubarra Sara Osorio Mateus y el propio pajarero Guaviarense Ramón Carillo quien tuvo la amabilidad de invitarme a su departamento a pajarear en el V Global Big Day.

Aviso promocional del Día de la Aves, con la imagen de un ave asiática.
Ministerio de Medio Ambiente

¿Qué debería pasar después de este triunfante tricampeonato de pajareo mundial para impulsar la conservación de las aves y proveer mejores condiciones económicas en el campo?

Por lo pronto, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible debería promover el Día Internacional de las Aves mostrando una foto de un ave colombiana y no de un ave asiática, como lo hicieron el pasado 9 de mayo.

Para responder la pregunta tengo muchas ideas que iré desarrollando, pero prometo no pintarles pajaritos en el aire. Sin embargo, me gustaría saber sus propuestas, me pueden escribir al correo johnedwardmyers32@gmail.com.

*Conservacionista, pajarero y atleta de montaña. Actualmente trabaja para Conservación Internacional Colombia como especialista de innovación social. Las opiniones expresadas son suyas.

Purace – La piedra del Condor

Por Mauricio Ossa

Octubre 28 de 2017, Piedra del Condor, PNN Purace, Cauca

Un grupo de pajareros conformados por Niky Carrera Levy, Mariam Cortez, Ferney Salgado, Daniel Orozco y Mauricio Ossa, comenzamos nuestra aventura «Expedición Condor» hacia el PNN Purace en el departamento del Cauca en busca de «La Piedra del Condor», partimos en ruta desde Cali a Popayán y luego hacia Purace para un recorrido de 170 km, llegamos al cruce de la mina hacia las 9:30 de la mañana hora indicada para llegar a este lugar, pues el avistamiento esta programado hacia las 10 am, allí en este cruce nos recibe el líder del cabildo indígena de Purace encargado del ingreso, el día tenia mucha neblina y la recomendación de ellos fue no subir por que las condiciones de visibilidad eran muy bajas.

Captura de pantalla 2017-12-12 a la(s) 7.34.02 a. m.

La decisión ahora era quedarnos para regresar al siguiente día o regresar a Cali ese día, como estaba planeado inicialmente, la decisión, unánime, nos quedamos esa noche en Popayán para regresar nuevamente al siguiente día.

En el recorrido de regreso aprovechamos para recorrer la ruta pajariando, comenzando por una linda vista del Rio Cauca, que en esta parte de la geografía todavía tiene poco caudal.

20171029_070726_1513081463179

Un poco frustrados nos devolvimos pajariando la ruta hacia Popayán, buscando alguna buena especie que se nos pueda aparecer en el camino:

28102017-mauroossa171028sin título17371
28102017-mauroossa171028sin título17730

Sentimos una bandada de loras Leptosittaca branickii que llegaban a un árbol al lado del puente de la quebrada Chisvar.

Leptosittaca branickii1

Vamos que se bajaron para el puente, en el dosel como para una «percha» soñada

29102017-mauroossa171029sin título17636
06025b80-2427-43a4-939d-232bcfe78b4d

Allí la tienes Leptosittaca branickii

Nuestra cara comenzaba a cambiar

20171029_083223_1513081463252

También encontramos allí en este mismo lugar una muy especial Thlypopsis ornata

29102017-mauroossa171029sin título17352popsy 2
Thlypopsis ornata:Rufous-chested tanager
2d05611b-7ec1-4c22-8fcc-d4c5f280ae35

Y también nos salió en este mismo lugar Atlapetes latinuchus

Atlapetes latinuchus
Atlapetes latinuchus1

Ya con esta recompensa continuamos nuestro camino hacia la ciudad «Blanca» Popayán:

20171028_161641_1513081463978
28102017-mauroossa171028sin título17262
28102017-mauroossa171028sin título17311
28102017-mauroossa171028sin título17849
28102017-mauroossa171028sin título17461
28102017-mauroossa171028sin título17704

Una ciudad ideal para fotografiar

Al siguiente día comenzamos nuevamente nuestra ruta hacia Purace, nos encontramos en el camino Euphonia cyanocephala

28102017-mauroossa171028sin título17621

Pipraeidea melanonota

29102017-mauroossa171029sin título17745

EL monumento al Rey de los Andes en Purace

20171028_104242_1513081463902
20171028_104119_1513081463591

Continuamos el recorrido hacia el PNN Purace

20171029_085141_1513081463011
29102017-mauroossa171029sin título17417

Llegamos nuevamente al sector de la mina con un buen clima, allí el representante del cabildo que coordina el ingreso al lugar, nos dio las instrucciones, los costos $40.000 por persona más 35.000 del guía

29102017-mauroossa171029sin título17743

Allí nos toco esperar media hora mientras el guía iba a traer la «ofrenda» para el Condor, hagamos fotos para calmar la ansiedad de la espera

29102017-mauroossa171029sin título17413

Hasta unos «Ken» que tenían en la caseta «tienda» sirvieron de modelos

ef3f7cda-7232-4151-81bd-783a47c9a12b
29102017-mauroossa171029sin título17527
29102017-mauroossa171029sin título17572
29102017-mauroossa171029sin título17647

Por fin se acabo la espera vamos para la «Piedra Sagrada»

20171029_114456_1513081462719

Y allí esta, la piedra y el paisaje imponente

29102017-mauroossa171029sin título17315
20171029_105054_1513081462928

El guía prepara el terreno, la ofrenda para el «Rey de los Andes» higados en descomposición

29102017-mauroossa171029sin título17659

Llegan los primeros visitantes

29102017-mauroossa171029sin título17497
29102017-mauroossa171029sin título17404

Miren allá esta el Condor volando (allí donde esta la A en la foto, seguro allí  se ve)

78ee33ae-1d4e-499e-ad3d-540f2700ebfa

Vemos a lo lejos que viene su majestad «El Condor», la hembra pasa por un lado y nos da mucha emoción verla

29102017-mauroossa171029sin título17633
dec970fc-eefb-4b8a-8e85-7fc35aef4613

Cambio de clima, llega la lluvia, la neblina…

29102017-mauroossa171029sin título17407

El macho que venia acercándose se posa en la montaña y se queda allí, hasta que lo perdemos de vista por la neblina, al rato ya no están, se han ido…

29102017-mauroossa171029sin título17424

Los gallinazos terminan el banquete, el clima no mejora ya la hora hace predecir que el Condor no llegaría ese día…

29102017-mauroossa171029sin título17524

Alla quedaron nuestras ganas de ver esta ave majestuosa, al final fue un viaje donde compartimos muy buenos momentos, ya nos estaremos programando para volver otro día nuevamente a buscarlo.

29102017-mauroossa171029sin título17668

Ruta Santa Rosa de Cabal (Risaralda)/Termales de San Vicente-Campoalegre-Cortaderal-Potosí

Por Mauricio Ossa

El 5 de marzo de 2016 recorrimos por primera vez esta ruta en compañía de Eugeni Capelli, Eduardo Soler, David Ward, Alejandro Naranjo y Mauricio Ossa en busca de la Hapalopsittaca fuertesi en el sector de la finca Cortaderal.

dscn5623
dscn5736
dscn5622

El amanecer en el lugar nos regala postales como esta imagen, precisamente allí en el lugar donde llegamos a esperar el Loro coroniazul.

dscn0802
dscn0840

Este día logramos ver Hapalopsittaca fuertesi pero no logramos registro fotográfico, nos encontramos esta lombriz gigante.

dscn0849

También es muy común en esta zona de alta montaña a 3.200 msnm encontrar mucha niebla.

dscn2630
dscn0846

Gorrión-montés Cabeciblanco/Atlapetes pallidinucha

dscn0837
dscn0853

Ciclistas en gran estado físico que suben por esta ruta hacia la Laguna del Otún.

dscn0861
dscn0862

Caracara moñudo (Caracara cheriway)

dscn0942

Gavilán Aliancho (Buteo platypterus)

dscn0953

A la siguiente semana volvimos al lugar nuevamente con Alberto Garcia, Alejandro Naranjo y Mauricio Ossa

4be4474a-b200-46ae-9218-47e686571532

Este día logramos hacer el registro de Cotorra Aliazul (Loro Coroniazul)/Hapalopsittaca fuertesi

hapalopsittaca-fuertesi-3

también registramos este día un bello ejemplar de Azulejo pechinegro (Buthraupis eximia), que nos regalo solo estas 2 fotografías.

cnemathraupis-eximia
cnemathraupis-eximia1

En otra ocasión volvimos a la ruta y nos aventuramos a seguir después de Cortaderal y por allí llegamos hasta Potosí, puerta de acceso a la Laguna del Otún y el Nevado Santa Isabel, en el camino nos encontramos unas lindas imágenes del Nevado del Ruiz.

dscn5782
dscn5784
dscn5793
dscn5801
dscn5874
dscn5875
dscn5885
dscn5887

En la ruta podemos ver especies variadas de todas la altitudes que van desde los 1.700 msnm hasta los 3.840 msnm

Gavilán coliblanco (Geranoaetus albicaudatus)

dscn5699

Cotorra Gorriblanca (Pionus tumultuosus)

dscn5745

Azulejo real (Buthraupis montana)

dscn5817

Tangara Escarlata (Anisognathus Igniventris)

dscn5827

Pichon de un semillero

dscn5834

Metalura Colirroja (Metallura tyrianthina)

dscn5862
dscn5869

Semillero andino (Catamenia inornata)

dscn5892

Cinclodes Cavador (Cinclodes excelsior)

dscn5922

Agilucho Negro (Falco sparverius)

dscn5939
dscn5924
dscn5926

Otro día subimos por invitación de Michel Medina, con Rodrigo Gaviria, Jaime Suarez y el grupo de Ruben Arango y Javier Valencia, en esta ocasión vimos muchas especies pero el clima estuvo totalmente lluvioso y estas fotos fueron el mejor recuerdo de esta pajareada pasada por mucha agua.

5eb0decd-938b-4fda-89f6-bc462a1f0b7c
d85d6c2b-7daa-4fa2-acb6-a228be2c908b
dscn7024

También hicimos esta ruta con nuestros amigos de Jardín (Antioquia) Gabriel Angel y Alejandra, en esta ocasión subimos con Daniel Orozco una de los pajareros que más conoce esta ruta y con un grupo de amigos de Manizales, Tere Jaramillo, Daniel y Miguel Lopez, Hernando Echeverry, también nos acompaño Yessenia Tapasco y Mauricio Ossa

dscn8955

Ese día tuvimos muy buenos registros.

Carpintero Carmesí (Colaptes rivolii)

dscn6983

Azulejo real (Buthraupis montana)

dscn7012

Esmerejón (Falco columbarius)

dscn8604

Loro coroniazul (Hapalopsittaca fuertesi)

dscn8622

Clorornis Patirrojo (Chlorornis riefferii)

dscn8806

Terlaque Pechiazul (Andigena nigrirostris)

dscn8862

Cotorra Gorriblanca (Pionus tumultuosus)

dscn8921

Musguerito Paramuno (Iridosornis rufivertex)

dscn8960

Otro recorrido lo realizamos con la fotógrafa Paula Carrera Levy (Niky)

dscn2632
dscn7924
dscn7677
dscn8607
dscn8795

En esta ocasión logramos ver por segunda vez en esta ruta la Mirla patinaranja (Turdus fuscater) con leucismo, logramos hacer este buen registro

turdus-fuscater-con-leucismo

El última recorrido a esta ruta lo realizamos el 4 y 5 de febrero, tuvimos dos días extraordinarios

dscn8816

Rodrigo Gaviria buscando siempre el mejor ángulo.

dscn8602

Memo marcando su territorio

dscn8680

Ese día hicieron la ruta también del Risaralda Bird Festival

dscn8837

Colibrí Picoespada (Ensifera ensifera)

dscn8846
dscn8852
dscn8860
dscn8318
dscn8639
dscn8524

Llego la hora del almuerzo.

dscn8554

Una siesta no cae mal.

dscn8553

30 minutos de lluvia nos refrescaron el día.

dscn8579
dscn8590

Tangará Lacrimosa (Anisognathus lacrymosus)

anisognathus-lacrymosus

Loro coroniazul (Hapalopsittaca fuertesi)

dscn8389

Abanico pechinegro (Myioborus miniatus)

dscn8635

Atrapamoscas Tiznado (Myiotheretes fumigatus)

myiotheretes-fumigatus

Arañero Cabecinegro (Myiothlypis nigrocristata)

myiothlypis-nigrocristata1

Pitajo Pechirrufo (Ochthoeca rufipectoralis)

ochthoeca-rufipectoralis

El grupo del sábado: Memo Gomez, Nana Cardona, Daniel Orozco, Rodrigo Gaviria, Jaime Suarez y Mauricio Ossa

dscn8662

De regreso una buena luna

dscn8600

Y un atardecer increíble (foto Daniel Orozco)

16602096_10158240688540077_9044823147040735727_o

El atardecer (foto Rodrigo Gaviria)

dcdceaa8-0f26-4606-b941-d55f27adfb83

quedamos en la misma ruta para continuar al día siguiente el recorrido.

ed940e9a-60c7-4738-8533-7436fe4480fb

Al día siguiente nos fuimos a buscar los tucanes: Andigena hypoglauca  y Andigena nigrirostris que ya los teníamos ubicados en este árbol con muchos frutos.

dscn8708

Terlaque Pechiazul (Andigena nigrirostris)

andigena-nigrirostris

Terlaque andino (Andigena hypoglauca)

andigena-hypoglauca

Semillero de páramo (Catamenia homochroa)

catamenia-homochroa

Pico espina dorsimorado (Ramphomicron microrhynchum)

ramphomicron-microrhynchum

Cotinga crestada (Ampelion rubrocristatus)

ampelion-rubrocristatus

El grupo del domingo Mauricio Ossa, Nana Cardona, Memo Gomez, Rodrigo Gaviria, Michel Medina y Jaime Suarez.

dscn8866

Con Daniel Orozco y Mauricio Ossa subimos muchos fines de semana a recorrer esta vía de Santa Rosa de Cabal hacia el PNN Los Nevados, una ruta obligada para pajarear.


Parque Nacional de la Uva

Por Mauricio Ossa

Enero 23 de 2017

El 9 de enero por un chat de amigos pajareros Daniel Orozco dijo: «les tengo el punto pal’ mosquitus»…este comentario armo algo de revuelo en el grupo y así comenzaron a llegar esa misma semana las evidencias fotográficas del colibrí rubitopacio (chrysolampis mosquitus), el lugar indicado por Daniel: El Parque Nacional de la Uva en La Union Valle del Cauca.

Birds Colombia se unió al grupo que se conformo para ir el 14 de enero en búsqueda del rubitopacio.

dscn6972

Ubicado en La Union, se encuentra a tan solo 69 km de Pereira, un recorrido de 1 hora 20 minutos por una carretera en doble calzada con un paisaje extraordinario que ofrece el Valle del Cauca, El Parque Nacional de la Uva forma parte del complejo turístico del Hotel Los Viñedos desde donde se tiene una vista extraordinaria.

dscn6817

A la entrada en la zona del restaurante también hay artesanías, se puede hacer degustación de vinos y comidas típicas de la región.

dscn6971
dscn6711
dscn6715

Megascops choliba).

dscn6712

De allí partimos en búsqueda de nuestro colibrí, pasamos por unas bellas plantaciones de uva, cultivo tradicional en esta region desde mediados de los años 70.

dscn6181
dscn6717

En el parque se realizan recorridos para conocer todo el proceso de la elaboración del vino.

dscn6961
dscn6962
dscn6963

También se encuentran otro tipo de atracciones como por ejemplo la estación equina.

dscn6720

Precisamente al lado de esta estación se encuentra el cultivo de penca sábila bien florecido donde nos esperaba una danza de muchos colibríes.

dscn6293

Comenzamos a corretear detrás de todo colibrí que daba destellos rojos y naranjas.

dscn5871

A cambio nos encontrábamos buenos momentos para fotos de otras especies de colibríes que encontramos en el lugar:

Esmeralda Occidental (Chlorostilbon melanorhynchus)

chlorostilbon-melanorhynchus-macho
chlorostilbon-melanorhynchus

Amazilia colirufa (Amazilia tzacatl)

dscn5877

Amazilia Coliazul (Amazilia saucerrottei)

dscn6816

Alguna que otra foto en vuelo del Mosquitus pero todavía no lográbamos el objetivo de una buena foto.

dscn5985
dscn5928

Cambiamos de estrategia, en lugar de perseguirlo esperamos en los puntos donde más se movía a esperar que se «perchara» y acá esta: el hermoso Rubitopacio:

chrysolampis-mosquitus
dscn5951
dscn5881

Finalmente a buscar la hembra del mosquitus y acá la percha perfecta

dscn6750

Después de un buen rato y muchas tomas del mosquitus nos fuimos a buscar un Biemparado (Nyctibius griseus) que lo habían visto cerca al lago.

En el camino descubrimos otras buenas especies como este bien camuflado Bujío (Nyctidromus albicollis)

dscn6025

Sirirí tijeretón (tyrannus savana)

dscn6088

Bandurria Aliblanca (Theristicus caudatus)

dscn6059

Sirirí Norteño (Tyrannus tyrannus)

dscn6101

Y exactamente en el lago en el lugar indicado allí nos encontramos el Biemparado (Nyctibius griseus)

dscn6173
dscn6177
dscn6131

Gracias a todo el grupo, pasamos un día maravilloso: Ferney Salgado, Mariam Cortez, Hernando Echeverry, Antonio Upegui, Daniel Orozco (el «descubridor» del lugar), Carlos Martinez, Arnulfo Sanchez y Mauricio Ossa.

dscn6304

Mistrato (Risaralda)

Por Mauricio Ossa

Mistrato, 16 de Enero de 2017

Este fin de semana nos invitaron a ver el Compas – Semnornis ramphastinus en el municipio de Mistrato en Risaralda a 88 km de Pereira.

Su territorio montañoso en su mayor parte en la cordillera occidental fue asiento de las tribus Chamíes, Catíos, Pozos y Picaras.
Los indígenas llamaban el sitio “MISITARADO”, cuyo nombre descompuesto en lengua aborigen significa: MISI = Loras; TARA = Muchas; DO = Río, es decir, “Río de muchas loras”.

dscn6505
dscn6502
dscn6507

Mistrato conserva construcciones típicas de los pueblos del Eje Cafetero.

dscn6516

En la plaza y por sus carreteras el trasporte más popular es el Aro Carpati, la historia de este vehículo, como la de otros fabricantes y ensambladores del este de Europa, empieza durante la segunda guerra mundial con fines militares.

dscn6510
dscn6511

Un cisne es el escudo emblematico del Aro Carpati.

dscn6515

Por Mistrato cruza el Rio Risaralda que nace en el alto Morro Plancho de la cordillera occidental a 3200 m.s.n.m, con un recorrido norte-sur, con un recorrido de 126.6 km hasta verter sus aguas en el río Cauca a la altura de la cabecera municipal de La Virginia a 900 m.s.n.m

dscn6313
dscn6321

Tomamos la ruta hacia San Antonio del Chami zona habitada en gran parte por el pueblo Embera-Chami.

dscn6322
dscn6327

En el camino nos encontramos algunas aves como este musguerito gargantilla (iridosornis porphyrocephalus).

dscn6330

En la ruta pasamos por la Cascada El Sutú

dscn6358
dscn6339

Nos encontramos también este bigotudo canoso (malacoptila mystacalis)

dscn6355

Los indigenas son muy esquivos para las fotografias, en el camino logramos esta linda imagen.

chami1

Durante el recorrido tuvimos un día con mucha neblina, que es muy común en esta zona.

dscn6328
dscn6491
dscn6492

La importancia de los guías locales, en este caso Arnulfo Sanchez de Mistrato Neblina Birds estuvo a cargo de toda la logística, la ubicación del sitio, alimentación, todo muy bien organizado y

dscn6379

Llegamos al sitio prometido, un árbol con muchos frutos que sirven de alimento a muchas especies, tangaras, tucanes, pero especialmente a nuestro objetivo de este día el Compás, todos a la expectativa de la llegada y de la neblina para lograr unas buenas fotos

dscn6479

Cualquier lugar es bueno para una buena toma

dscn6466

Y allí esta el premio, su majestad el Compas – Semnornis ramphastinus, que ave más hermosa, una de las más lindas que podemos observar en nuestro Eje Cafetero

semnornis-ramphastinus4
semnornis-ramphastinus3
semnornis-ramphastinus2
semnornis-ramphastinus1

La mejor toma:

semnornis-ramphastinus

Regresa nuestro transporte y regresa la neblina, vamos felices de regreso

dscn6494

El grupo de pajareros : Mauricio Ossa, Mariam Cortez, Ferney Salgado, Carlos Martinez, Daniel Orozco y nuestro amigo y guía Arnulfo Sanchez

dscn6489

Gracias a Arnulfo Sanchez de Mistrato Neblina Birds


Hotel Tinamú Birding Nature

Por Mauricio Ossa

6 de enero de 2017

En fin de año Birds Colombia estuvo disfrutando el Hotel Tinamú en Manizales, uno de los pocos Hoteles en Colombia dedicado especialmente al avistamiento de aves, es un lugar muy especial para la fotografía de aves, esta ubicado en la vereda San Peregrino en un bosque seco de 15 Ha a 1.225. m.s.n.m.

Por la Autopista del Café en la via de Manizales hacia Pereira se toma la entrada de la Vereda San Peregrino.

dscn4178

Todo el lugar esta decorado con temas relacionados con las aves.

dscn4179
dscn4181
dscn4275

Cuenta con lugares muy especiales para la Fotografía.

dscn4182
dscn4255
dscn4274
dscn4276
dscn4313

Disfrutamos de muy buenas atenciones para la muestra el desayuno:

dscn4272

Un lugar tranquilo y adecuado para pasar unos días conectados con las aves y la naturaleza.

dscn4277
dscn4278
dscn4309
dscn4310
dscn4343

Disfrutamos aves en todos los lugares del Hotel y a todas horas.

dscn4471
dscn4516

Logramos ver el Tinamu pero no alcanzamos tener registro fotográfico.

Estas son algunas de las especies que fotografiamos durante el día:

anthracothorax-nigricollis
dscn4196
dscn4300
dscn4320
dscn4323
dscn4383
dscn4388
dscn4444
dscn4471
dscn4495
dscn4540
dscn4549-a
leptotila-plumbeiceps
melanerpes-formicivorus2
melanerpes-rubricapillus5
piranga

Hotel Tinamu

  • Vereda San Peregrino, 30 minutos desde el terminal de transportes de Manizales
  • Cel. (57) 314 771 1557
  • Manizales Caldas, Colombia

http://www.hoteltinamu.com/


Apía (Risaralda)

Por Mauricio Ossa

16 de junio de 2016

DSCN9317

Continuando nuestro recorrido buscando el registro de las Aves del Eje Cafetero el pasado 11 y 12 de junio visitamos el municipio de Apia Risaralda.

DSCN9321
DSCN9325

Apia está ubicado en la vertiente oriental de la cordillera occidental de los Andes a una altura, de 1630 msnm, con una temperatura promedio de 19 °C, esta ubicado a 65 km de la ciudad de Pereira.

DSCN9327

Apia es un tradicional pueblo cafetero, se pueden encontrar lugares para disfrutar un buen café, de los varios especiales que se encuentran en la región.

DSCN9331

El primer recorrido lo realizamos con Fabio un guía local en el distrito de Agualinda de la Carder.

DSCN9332
DSCN9356

Carriqui Verdiamarillo/Cyanocarax yncas

DSCN9335
DSCN9371
DSCN9402

Bigotudo Canoso/Malacoptila mystacalis

DSCN9358

Amazilia Colirrufa/Amazilia tzacatl

DSCN9438
DSCN9497

En la tarde nuestra recompensa una de las endemicas de la region: Habia Cristata

DSCN9574

Al final del día un bello ejemplar hembra del Dacnis hartlubi

DSCN9611

Muy temprano el día siguiente salimos acompañados con Julian Zuleta (Apia tierra de aves) Guia local para el sector del alto de la Línea.

DSCN9624
DSCN9824
DSCN9741

Musguerito Gargantilla/Iridosornis porphyrocephalus

Chlorophonia pyrrhophrys 2

Clorofonia Ferruginosa/Chlorophonia pyrrhophrys

Ademas de una gran variedad de aves, nos encontramos unos bellos paisajes de montaña

DSCN9828
DSCN9849
DSCN9876

Aves del eje cafetero con Mauricio Ossa, Jorge Ospina, Paola Espinoza y Julian Zuleta de Apia Tierra de Aves.

DSCN9880
DSCN9953
DSCN9956

Un acompañante que tuvimos en el recorrido, después de habernos encontrado con un campesino especialmente muy amable que no quiso que le tomáramos fotografias, acompañado de su caballo, un niño y su perro.

DSCN9763

Clorofonia Collareja/Chlorophonia flavirostris

Tuvimos la fortuna de ver las 3 especies de Chlorophonias que hay en Colombia.

DSCN9858

Un Gavilán Coliblanco (Geranoaetus albicaudatus) nos realizo un espectáculo de maniobras aéreas, sostenidos en vuelo y descensos vertiginosos.

DSCN9861

Frutero Pechidorado/Pipreola aureopectus

DSCN9917

Tiranuelo Crestibarrado/Lophotriccus pileatus

Un lugar muy recomendado Apia realmente como lo dice Julian es Tierra de Aves.


Reserva Rio Blanco (Manizales/Caldas)

Por Mauricio Ossa

29 de mayo de 2016

DSCN6825

La reserva natural Río Blanco, a solo 3 km de Manizales es un lugar ideal para observar aves, tiene un área de 4.932 hectareas y se encuentra entre los 2.150 msnm y los 3.700 msnm.

DSCN6827
DSCN7262
DSCN6953
DSCN7003

Albeiro Uribe en uno de los lugares donde las Grallarias se convierten en uno de los grandes atractivos de la reserva.

GrallariaRuficapilla
GrallariaMilleri
DSCN7061

Manizales desde el mirador

DSCN7132
DSCN7134
DSCN7180
DSCN8379
Cinclus leucocephalus
DSCN8492
DSCN7109